Mi experiencia en Dubái.

 

Esta semana he llegado a España y no lo he hecho solo. He tenido la suerte de disfrutar de este viaje con parte de mi equipo.

 

Este trabajo y todos los recursos económicos que he conseguido tras años de dedicación, me han permitido llevar a 6 personas de mi equipo de viaje a Dubái con todo pagado, por supuesto.

 

Hemos disfrutado como niños en una piscina de bolas, y creedme que este tipo de viajes nos hacen abrir la mente de una manera inimaginable, especialmente Dubái. Allí todo es a lo grande, muchos lujos, negocios, oportunidades, personas increíbles… Vuelves a tu casa en otra realidad paralela, y eso no es malo, si sabes donde estás en realidad y a dónde quieres llegar. Lo bueno, es que yo no tengo fin, por lo que siempre querré más y más.

 

Y eso es lo que quiero de tí, que viajes, que aprendas, que abras tu mente y consigas ver mucho más allá. Que vivas sin un final y siempre puedas superarte a tí mismo. Vive sin frenos.

 

Nosotros te vamos a prestar toda nuestra ayuda para llegar a ese objetivo, y quizá en un futuro tú seas el que ayude a otras personas. Lo llamaremos “La rueda del emprendimiento”.

 

Está claro que un trabajo convencional en el que dedicas 6 u 8 horas al día a estar sentado en frente del ordenador en una oficina no te va a permitir viajar cuando quieras y a donde quieras. Y mucho menos invitar a tu equipo contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web.    Política de cookies
Privacidad